27 jun. 2010

El Placer está en tus Manos I

Hace unos meses los talleres de sexualidad me llevaron a Extremadura y, de repente, saltó la polémica. El proyecto era El Placer está en tus Manos. Lo que leeréis a continuación es un artículo publicado en la revista Sexpol, explicando en qué consistía el proyecto realmente y mi punto de vista con respecto a todo lo que pasó, puesto que los medios dieron SU versión. El artículo es extenso, asi que aquí os dejo con la primera parte de dos.


EL PLACER ESTÁ EN TUS MANOS

El Placer está en tus Manos fue la Campaña Afectivo Sexual llevada a cabo en Extremadura desde septiembre a diciembre de 2009, criticada por determinados medios de comunicación alegando que era un taller de masturbación para adolescentes. La pretensión de este artículo es explicar y aclarar el contenido de dicho taller.


El proyecto fue elaborado y presentado por el Departamento de Proyectos y Formación de la tienda erótica para mujeres Los Placeres de Lola y aprobado por Consejo de la Juventud de Extremadura (CJEX) junto con el Instituto de la Mujer de Extremadura.

Las responsables de impartir los talleres fuimos Teresa García Ramos, Formadora en Igualdad, con una extensa experiencia en movimiento asociativo feminista, y yo, Mónica Quesada Juan, Pedagoga y Terapeuta Sexual y de Pareja, con una amplia experiencia como formadora con población adolescente, en Escuelas de Padres y Madres, así como con grupos de mujeres.

La campaña constaba de dos vías de actuación. Por una parte los talleres formativos impartidos en Institutos de Educación Secundaria, Ciclos formativos así como Escuelas Taller. Por otra, el diseño de distintos materiales: flyers, carteles, fanzines y juegos de cartas, que serían repartidos entre los/as participantes de los talleres así como de toda persona interesada.

El principal objetivo de la Campaña fue generar un espacio de conocimiento y reflexión sobre la sexualidad desde la perspectiva de género a través del intercambio y la participación, donde se abordasen deseos, preocupaciones, angustias e intereses sobre sexualidad. Pensamos que la reflexión es imprescindible para poder elaborar nuevos modelos de relaciones afectivas, no anclados en el modelo establecido coitocéntrico y reduccionista existente actualmente que limita la expresión libre de la vivencia de cada cual con respecto a la sexualidad, pudiendo así contemplar la posibilidad de poder elegir libremente cómo queremos relacionarnos, así como con quién.

En los talleres se trabajó de una manera participativa a través de dinámicas que implicaba el debate de las/os participantes. Con dichas actividades se trabajaron la autoestima, la asertividad, la anatomía y fisiología sexual femenina y masculina, el placer, el autoerotismo, las caricias, la masturbación, la respuesta sexual humana, la identidad de género, la orientación del deseo, la no aceptación de la violencia y anticoncepción y Ets/Its.

La actividad principal giró en torno a una dinámica en la que las y los participantes se replanteaban y debatían los mitos existentes en torno a la sexualidad mediante pruebas de resolución de situaciones cotidianas.

El proyecto constó de 8 talleres de 2 horas de duración en diferentes puntos de Extremadura:
  • VII Edición de la Feria de Asociaciones Juveniles de Extremadura celebrada en Castuera (19 de septiembre de 2009).
  • Mérida (23 de octubre de 2009), en la sede del CJEx con alumnado de las Escuelas Taller.
  • Trujillo (13 de noviembre de 2009), con alumnado de Centros de Educación Secundaria.
  • Navalmoral de la Mata (20 de Noviembre de 2009), con alumnado del Ciclo Formativo de “Técnica/o de Cuidados Auxiliares de Enfermería”.

Como comentaba al principio, los talleres tuvieron una gran repercusión mediática.  Varios medios, mediante una interpretación errónea y reduccionista del título atacaron el proyecto alegando que lo que en él se hacía era “enseñar a los/las adolescentes a masturbarse”. Desde el principio, con diversos titulares, se redujo este taller de educación afectivo sexual a un taller de masturbación. En las semanas que duró la polémica (y aún a día de hoy), pudimos observar cómo salían a la luz numerosos mitos que parecían ya superados.
El significado del título El Placer está en Tus Manos va más allá de ser un monográfico de masturbación. Indica que cada cual es responsable de su sexualidad así como de su placer.
El modelo de relaciones sexuales vigente actualmente, en el que depositamos la responsabilidad de nuestro placer en otra persona, siendo nosotros/as a su vez responsables del de los demás, da lugar a vivir la sexualidad de una manera conflictiva puesto que se presupone que cada persona es adivina de los pensamientos, sensaciones y emociones de la persona con la que comparte su tiempo, dando lugar a la impotencia de ver que esto no es posible. Con “El Placer está en tus Manos” se promovía la reflexión sobre ese modelo y la creación de uno nuevo donde cada cual es consciente de lo que quiere, de cómo quiere vivirse y disfrutarse, y con quién quiere hacerlo, pudiendo así vivir la sexualidad de una manera más libre. Y si una persona se vive bien, hay más posibilidades de que la gente que tiene cerca haga lo mismo.

A día de hoy nos sorprende que todavía existan estos episodios en los que tratar el PLACER equivale a escándalo. Reflexionemos un momento: ¿realmente creemos que una persona que se valore a sí misma y a su placer se va a exponer a algo que suponga un riesgo para su integridad? Efectivamente, una persona que se valore y se quiera no va a arriesgar su salud ni su integridad frente a un ratito de placer, máxime si tiene alternativas para poder disfrutarse de otras maneras. El problema viene cuando lo único que aprendemos desde nuestra infancia, ya sea por los medios de comunicación, por nuestro grupo de iguales o por nuestros padres y madres, es que sólo existe una única forma de conseguir este placer y todo está supeditado a la realización de una única práctica sexual: el coito. Por ello es necesario una formación en sexualidad, pero no para resaltar la masturbación en contraposición al coito, sino para conocer alternativas de disfrute más allá de una sucesión de prácticas sexuales. Uno de los principales objetivos de la formación en sexualidad es resaltar el papel que cada cual tiene consigo mismo/a. De aprender que los modelos culturales que continuamente vemos reflejados a nuestro alrededor no son los únicos existentes, y más cuando estos modelos no nos dejan disfrutarnos y nos exponen continuamente a riesgos.


Continúa aquí...

Mónica Quesada Juan

18 jun. 2010

Adivina Adivinanza...

Imaginaos la siguiente situación:

Has quedado para comer en tu restaurante preferido con un/a amiga/o. Pedís tu plato preferido y mientras estáis comiendo, te da la sensación de que a la otra persona no le está gustando demasiado:

a. Decides pedir otro plato que seguramente le guste más.
b. Sigues comiendo, pero angustiada/o porque crees que no le gusta.
c. Sigues comiendo y disfrutando de tu plato.
d. Preguntas si le gusta.

Seguramente, en esta situación, casi todas/os lo tenemos muy claro. Elegiríamos la C o la D. Aunque muchas veces, en la D, es decir, al preguntar cabe la posibilidad de que no te lo creas, rizando más el rizo. Y aquí volveríamos a la opción a y b. Es decir, al Arte de Sufrir.

Ahora, pongamos la misma situación en otro contexto.

Imagínate que estas disfrutando con alguien de una relación sexual. Estáis realizando una práctica (ya sea sexo oral, penetración, masajes corporal y/o genital, abrazos, besos, etc) que a tí te encanta. Y piensas que tendrías que "acabar" ya, porque te da la sensación de que la otra persona se puede cansar.  ¿Qué haces?

a. Decides cambiar a otra práctica que crees que a la otra persona le va a gustar más.
b. Sigues con la misma práctica, pero pensando que tienes que "acabar" rápido
c. Te dejas llevar y sigues disfrutando de esa práctica.
d. Preguntas.

En esta situación, ¿sigue estando clara la opción?

Si eliges la a, en principio no hay problema. Pero si eliges siempre la A, cabría preguntar dónde te han dado el título de Adivinación de Pensamientos. :). Esta opción suele elegirla más gente de lo que pensamos, convirtiendo una situación placentera de dos, en una situación placentera "supuestamente" para una de las partes. Y el "supuestamente" tiene bastante importancia. De hecho, si os fijáis, se crea un problema (estoy tardando demasiado) de la nada, puesto que los tiempos no vienen marcados, nos los marcamos nosotras/os. Y, además, nadie ha dicho nada.





Si eliges la b, está claro que el hecho de estar pensando en "acabar" rápido, va a disminuir mucho la sensación de placer, puesto que no estarás disfrutando del momento. Y no sólo eso, sino que el simple hecho de pensar en un Fin, no permite disfrutar del camino en todo su esplendor. Ya que el orgasmo no es un fin en sí mismo, sino que es una parte más del placer que, si la marcamos como fin, se corre el peligro de que anule todo el proceso placentero.





Si eliges la c, realmente te estás responsabilizando de tu placer. Partimos de la base de que cada cual hará lo posible para disfrutar del momento. Si la otra persona se cansa y es responsable de su placer, lo dirá sin más. Y no por ello la relación empeora, sino que se enriquece. En cambio, si la otra persona se cansa y no dice nada, es SU problema y ahí el/la única responsable es la otra persona.

Si eliges la d, y no entramos en el dilema de antes, sigues responsabilizándote de tu placer, puesto que la comunicación no es importante, es imprescindible para poder disfrutar y disfrutarnos, sin tener que adivinar los pensamientos de la otra persona. Si partimos de la base de que las partes participantes son responsables de su propio placer, cada cual disfrutará de sí misma/o y participará en el placer de la otra persona. Como ya dije en otras entradas (aquí y aquí), cada cual es responsable de su propio placer y participante en el de los demás. Todavía no existe nadie que, con su sola participación, haya logrado que otra persona haya disfrutado. Pero de este tema, hablaremos más adelante :)


Mónica QJ

14 jun. 2010

Ay Segismundo, cuanta vaginalidad: Orgasmo Femenino

Tal y como comentaba en la entrada anterior, Freud diferenciaba entre dos tipos de orgasmos: uno vaginal que se caracteriza por ser maduro, adulto y más profundo que el clitorial que se caracterizaba por ser infantil, inmaduro, egoísta, superficial e insolidario (¿?).


A día de hoy, se sabe que sólo existe un tipo de orgasmo, tanto masculino como femenino. Lo que varía son las zonas de estimulación. Cierto es que, tanto en la mujer como en el hombre, existen zonas que estimulándolas existe una alta probabilidad de que desencadenen un orgasmo: lease el clítoris y el pene. Pero también es cierto que cada persona es un mundo y existen tantas sexualidades como personas hay. El problema radica en que nos creamos problemas donde no los hay. El diferenciar tipos de orgasmos crea un modelo donde si no tienes los orgasmos "establecidos", mucha gente empieza a pensar que no es "normal", aún disfrutando de SU orgasmo...pero al no ser lo que se supone que tiene que ser, no lo valora en todo su esplendor. Ya que por una parte está la sensación fisiológica y por otra la psicológica.



Una persona puede estar encantada de la vida disfrutando de un masaje en los pezones, pero cuando contrasta su experiencia con otras personas que le dicen que lo ideal es un orgasmo con penetración, dicha persona puede "anular" su disfrute en esa práctica que tanto le satisfacía para ir en busca de otra que, seguramente, le creará más frustración que placer. Una cosa es experimentar por el gusto de hacerlo y otra muy distinta, ir en busca del orgasmo de los demás.



¡Así pues, disfrutémonos en todo nuestro esplendor y descubramos nuestra propia sexualidad, que para eso tenemos un cuerpo receptor de placer!


Mónica QJ

3 jun. 2010

Las Histéricas somos los Máximo

Hoy me he despertado con una gran recomendación de canción, sugerida por June Fernández, cuyo blog Mari Kazetari recomiendo visitar y devorar. Gracias June!
No tenía el placer de conocer a Liliana Felipe, pero tras escucharla me ha sido imposible no hacerme fan! Liliana Felipe no es sólo cantante, sino también compositora, tanguera, poetisa, pianista y jardinera. La canción se titula Las Histéricas, dedicada a Freud (Segismundo) que, como sabéis, decía que, en las mujeres, existían dos tipos de orgasmos (tema que trataré más adelante): El Orgasmo Clitorial y el Orgasmo Vaginal. Según él, el orgasmo clitoriano era una manifestación infantil mientras que el orgasmo vaginal era una manifestación madura y adulta...Sin palabras. Como ya contaba en esta entrada, el clítoris mide hasta 12 centímetros y su única función es desencadenar orgasmos con lo cual esa teoría, a día de hoy, está demostrado que no es cierta.
Sin más dilación, os dejo con la canción en dos versiones: Audio y Vídeo, ya que este último es un concierto y no se escucha en todo su esplendor.















Autora: Liliana Felipe
(CD. Trucho. 2002)
Las histéricas somos lo máximo...
las histéricas somos lo máximo...
extraviadas, voyeristas, seductoras compulsivas,
finas divas arrojadas al diván de Freud.. y de Lacan.
¡Ay, Segismundo, cuanta vanidad!
Infantiloide malsano, el orgasmo clitoriano.
¡Ay, Segismundo, cuanta vaginalidad!
El orgasmo clitoriano, se te escapa de la mano.
¡Ay, Segismundo! De tan macho, ya no encajas.
No me digas que el placer es pura paja.
Por lo demás, correspondo a tus teorías:
estoy llena de manías, sueños, fobias y obsesiones;
sólo tu envidia del pene y el diván de tus eunucos
administra mis pulsiones compulsivas.
¡Cómo me duele este mundo, Segismundo!
La parálisis, la envidia, la neurosis nos gobierna...
¡Cómo me duelen los pobres, cómo jode la miseria!
Ora sí que lo de menos es la histeria.
Las histéricas somos lo máximo...
las histéricas somos lo máximo...
solidarias, fabulosas, planetarias, amorosas,
superegos moderados, cunnilingus para todas a placer.
¡Ay, Segismundo, cuanta vanidad!
Infantiloide malsano, el orgasmo clitoriano.
¡Ay, Segismundo, cuánta vaginalidad!
El orgasmo clitoriano, se te escapa de la mano.
¡Ay, Segismundo! De tan macho, ya no sé
si poner punto final o...ponerle “punto G”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...